Cafetería Pailalén, Reapertura en Modo Seguro.

Estamos atendiendo !!

San josé está en etapa 3, por lo que estamos en reapertura, si usted viene de una comuna sin cuarentena debe considerar los permisos de acuerdo a su ruta.
Los esperamos en Modo Seguro con todos los resguardos para prevencion Covid-19, una renovada carta con las destacables empanadas de mechada y la empanada de queso de cabra, acompañadas de cerveza artesanal, lejos lo mejor de estas fiestas y la primavera.

DORMITANDO EN PAILALÉN

Despertar en la mañana y salir en busca de aire frío y vigorizante que nos obsequia el invierno en la montaña, el aroma del bosque y el sonido de sus hojas en el viento que armonizan como en una danza Fibonacci con el refulguiente y convulso cause del Maipo a la distancia, es como un renacer a la vida cada día

A veces nos encotramos con los seres que dan vida al entorno, los conocemos, admiramos y esperamos protegerlos, nos traen hermosas leyendas a la memoria y nos reconectan con el ancestral espiritu que llevamos dentro.

Hoy, esta Culebra Chilena, descanzaba tranquila mientras se conectaba al despertar del día, disrutando los tenues rayos del sol. La admiramos en profunda emocion y silencio, nos erizamos ante su presencia y recordamos el viejo nombre de Cai Cai y Tren Tren, en la justa que moldeó nuestro mundo segun la imaginería sagrada de nuestro pueblo

Caicai y Trentren son dos serpientes de la mitología mapuche. Caicai vive en el mar y Trentren reside en la tierra. Cuenta la leyenda que cuando Caicai despertó de su sueño vio que los hombres eran unos desagradecidos por todo lo que les daba el mar. Enfurecida, golpeó el agua con su cola provocando un gran diluvio que inundó la tierra. Empavorecidos, sus habitantes huyeron para ponerse a salvo, recibiendo la ayuda de Trentren, quien ordenó a los cerros que aumentaran de altura para contrarrestar el poder de Caicai.La lucha prosiguió hasta que ambas se cansaron y el paisaje de Chile quedó como es ahora. Los maremotos y terremotos que asolan el territorio de tiempo en tiempo serían la manifestación de este titánico antagonismo.

Las culebras chilenas son seres poco estudiados en su ecología y biología, los antecedentes que se tienen sobre estas materias son escasos y espaciados; una de las razones para esta falta de información está en directa relación con la escasez de ellas en la naturaleza, aparentemente las poblaciones son naturalmente reducidas y quizás fragmentadas, elementos importantes de considerar al momento de evaluar su estado de conservación.

Las culebras de cola larga son animales relativamente pequeños en comparación a otras culebras, el animal de mayor masa depositado en el MNHN alcanza algo más de 250 gramos.

Según la IUCN (2010) la culebra de cola larga, tiene estado de conservación DD (data deficiente), y según la ley de caza es Vulnerable.

La leyenda de la Vuelta del Padre

Geositio Pailalén

Las rocas -que parecieran van a caer desde las laderas- y los cactus -como un buen ejército- miran desde lo alto.

Los Jesuitas (congregación española) poblaron toda América y comenzaron a obtener recursos siendo cada vez más poderosos: proclamaron la fe católica y enseñaron las letras a los indígenas y mestizos; pero esto último resultó ser peligroso para la Corona Española, pues estaban haciendo que los americanos lograran pensar por sí mismos.

Hacia 1700 la congregación se estableció en el Cajón del Maipo, ubicando su monasterio en la localidad de La Obra (instalaciones que se pueden ver hasta hoy). Allí vivían, evangelizaban y educaban a los naturales que por esa época quedaban en el Cajón del Maipo, y a los mestizos que llegaban desde distintas zonas a trabajar como peones o inquilinos a las mercedes de tierra que se habían adueñado los españoles, o bien a los que venían a las explotaciones de minerales de plata como a la mina San Pedro Nolasco o a las minas de cobre de El Volcán.

Los Jesuitas comenzaron a atesorar muchas riquezas, que eran donadas por los feligreses por los favores concedidos, algo que alarmó al gobernador y a los virreyes. El poder ejercido por este grupo preocupó a la Corona Española y los expulsó de toda América en 1767, abandonando sus santos lugares y teniendo que escapar. Los de la zona no se salvaron. La historia cuenta que una noche escaparon por el túnel que iba desde el monasterio hasta el río Maipo, y que desde allí huyeron por la ladera; el objetivo era llegar hasta el cajón del río Yeso, para pasar por el paso Piuquenes hasta Argentina, para embarcarse hasta Europa a través del Atlántico.

Llevaban consigo muchas riquezas que los españoles querían apoderarse; dicen que llevaban baúles con oro y plata y muchos libros en sus espaldas. Subieron en grupos prohibidos-, dejó que sus compañeros se adelantaran para descansar en la localidad de Cabeza de Ternera -San Alfonso- por unos momentos. Era de noche, los animales nocturnos le acompañaban, sudaba y sus pies estaban rotos de tanto caminar por entre las piedras. Uno de los lugares más difíciles de pasar era donde actualmente está el túnel Tinoco, pues en esa época se debía subir el cerro, mirando desde las rocas escarpadas el río. Pero el dato de que este grupo de hombres escapaba con riquezas ya todos lo tenían, así que un montón de forajidos les esperaban sobre el cerro, camuflados por la oscuridad y las ramas.

Vieron venir al cura solitario con un saco al hombro, se alegraron, pensaron en la fortuna que traería en sus hombros, y sin más palabras lo encararon… De susto bajó el saco e intentó correr, pero con su cansancio y el peso del tesoro, cayó de rodillas. Los hombres lo apuntaban con un puñal, él se abrazaba del saco y les decía que sólo eran libros, pero que esa era la riqueza máxima que podían tener hombres como ellos… Los salteadores reían y le gritaban improperios… Dicen que el jesuita se encomendó a Dios en latín, los bandidos se asustaron de oír esas palabras tan raras, pensaron que el cura les enviaba las maldiciones del infierno, así es que uno de ellos con el puñal se acercó al eclesiástico lo tomó de las mechas y le cortó la cabeza… La sangre coloreó las rocas y el cuerpo fue tirado hacia el barranco, y al abrir el saco, qué sorpresa resultó para los asesinos, que no sabían ni leer… ¡eran sólo libros!

La cabeza fue lanzada al río y ellos escaparon del lugar, dejando los libros esparcidos. Dicen que el cuerpo se secó en la ladera, sin que nadie lo reclamara. Sus compañeros siguieron su ruta, sólo algunos lograron llegar hasta la costa Atlántica, otros quedaron en el camino.

Hasta el día de hoy el cura cuida la riqueza que murió por salvar. En la última curva del túnel el Tinoco existe una piedra en la que a veces por las noches se deja ver un bulto que levanta sus manos frente a quienes pasan por allí. El lugar lo han bautizado como «la vuelta del cura»… Esa alma en pena se ha quedado para cuidar los libros que buscaban al ser humano para hacerlo librepensador.

Relato hablado Rescatado por Cecilia Zandána González, Fuente Revista Dedal De Oro.

En Pailalén pensamos que El Padre de la leyenda, estaría orgulloso de ver que en el lugar de su muerte hoy, se estudia las Estrellas, la formación de la Tierra y las especies que la habitan.

Sol frío

Una sensación única

Vivimos la etapa final del iniverno, cuando la vida renace, los procesos fenológicos de reinician y todo comienza otra vez.

Esperamos que lo disfruten y se reconecten a lo verdadero, a lo imperecedero

…lo eterno y original

El Emperador de Los Andes en Pailalén.

En algunas ocasiones Pailalén recibe la imponente visita del Emperador de Los Andes, el Cóndor Andino, que ostenta el título de ser el ave voladora más grande del mundo.

Como un ser mitológico que nos regocija e impresiona con su majestuosa presencia.

Es una especie monotípica, ya que no tiene subespecies. Pertenece a la familia de aves Catártidas (Cathartidae), nombre que deriva del griego “kathartes” que significa “el que limpia”, característica clave de su condición de animal carroñero.

Vultur gryphus

  • Deriva de la palabra quechua “kuntur”, que significa buitre.
  • Del ser mitológico “Grifo”, que es mitad águila y mitad león.
  • El manke o mañke (cóndor), junto al águila y el puma, es una de los de mayor rango en la jerarquía de los animales sagrados mapuches.
  • A los 8 años completa su desarrollo, logrando el típico plumaje blanco y negro.
  • Puede vivir más de 75 años en cautiverio

Los cóndores pasan la noche en grietas o cavernas entre las montañas compartidas con otros adultos, subadultos y juveniles de la misma especie. Suelen usar varios sitios de descanso, dependiendo de la disponibilidad de alimento en el área. Estos lugares se conocen como dormideros, buitreras o condoreras, y se encuentran en riscos altos, protegidos del viento, la lluvia y depredadores.

Puede volar en parejas, grupos y en en solitario.

Condiciones básicas para su subsistencia:

  • Vientos o corrientes ascendentes de aire que les permitan volar alto.
  • Un suministro adecuado de carroña y animales muertos.
  • Terrenos despejados para descubrir la carroña desde la altura.

La cercanía a algunas zonas habitadas por el hombre lo ha llevado a frecuentar basurales de campamentos mineros altiplánicos en busca de desechos.