“Lluvia de Estrellas” ilumina el cielo en vacaciones de invierno

Astrónomos de la UMCE, UDP y Observatorio Pailalén explican el singular fenómeno de las “Delta Acuáridas”.

 Entre mediados de julio y la primera quincena de agosto los cielos de nuestro país ofrecerán un gran espectáculo a la ciudadanía, especialmente a quienes disfrutan con los fenómenos astronómicos.

Del orden de 20 meteoros por hora será posible apreciar durante la noche si se busca el lugar y las condiciones apropiadas para deleitarse con la actividad de las llamadas Delta Acuáridas, cuyo nombre deriva de su punto radiante situado frente a la constelación de Acuario que casi alinea con la estrella Skat (Delta Acuari).

Roberto Assef, investigador del Núcleo de Astronomía de la Universidad Diego Portales, UDP, señaló que, “será una dilatada lluvia de estrellas, que a diferencia de las otras no se concentra sólo en una o dos noches. Para apreciarla de la mejor manera, lo ideal es alejarse de la ciudad porque su contaminación lumínica afecta la calidad del cielo. San José de Maipo, por ejemplo, es un buen lugar para disfrutarla”.

Las lluvias de estrellas se producen cuando nuestro planeta Tierra cruza el camino orbital de un cometa encontrándose con trozos que éste ha ido perdiendo y que al friccionarse con nuestra atmósfera se encienden, generando el efecto de lo que conocemos como estrellas fugaces.

Las Delta Acuáridas provienen de los desechos del cometa 96P/Machholz en honor al aficionado a la astronomía Donald Machholz, quien lo descubrió en 1986.

El doctor Luis Barrera, astrónomo de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE, informa que, “si bien hay un radiante, es decir, el lugar donde se origina la lluvia, es difícil hablar de una región ciento por ciento definida porque los cometas no pierden material en forma homogénea y ese material tampoco ingresa de manera ordenada y concentrada a nuestra atmósfera. Por esto las estrellas fugaces que veremos en estos 30 días, sin importar el lugar del cielo donde se avisten, se podrían asociar a las Delta Acuáridas.”

Los astrónomos coinciden en que las personas que deseen disfrutar de este fenómeno deben estar atentas a lo que ocurre en todo el cielo. “La mayor concentración de material que se encuentra cercana a la región de Acuario, aparecerá alrededor de las nueve de la noche en dirección a la cordillera. Se ubicará sobre nuestras cabezas a eso de las tres de la madrugada” agregó el doctor Luis Barrera.

Sobre la recomendación de los profesionales de buscar cielos cordilleranos para disfrutar de esta lluvia de estrellas, el astrónomo Daniel Cornejo, monitor del Observatorio Pailalén, ubicado en el Cajón del Maipo, comentó que, “Efectivamente la ausencia de contaminación lumínica beneficiará desde todos los ángulos la experiencia. Pero en esta ocasión además no habrá luna y por lo tanto la noche será más oscura favoreciendo todavía más la observación. Esto ocurrirá entre la última semana de julio y la primera semana de agosto.”

En el último año las lluvias de estrellas se han hecho más conocidas y populares, lo que las ha llevado a reclamar su lugar en la agenda astronómica. “En fechas como estas, se registra un significativo aumento de la demanda de las personas por información. En nuestro caso esta realidad nos ha llevado a potenciar la infraestructura e incluso a modificar nuestras actividades habituales, dotando las terrazas de Pailalén con reposeras para que las personas se puedan instalar de espalda mirando el cielo con tranquilidad, ya que hay que tomarse un tiempo para apreciar el fenómeno”, agregó Daniel Cornejo.

Para explicarlo en sencillo, “se pueden describir como ́bolas de hielo sucio ́ los desechos que va dejando el cometa producto de los vientos solares” precisa el doctor de la UMCE, Luis Barrera.

Por su parte el astrónomo de la UDP, Roberto Assef invitó a la población a aprovechar fenómenos como este, que se dan unas 6 o 7 veces en el año. “Pero no siempre cuentan, como en esta oportunidad, con las mejores condiciones para disfrutarlos”, añadió.

Descubren un nuevo planeta cercano a la Tierra que puede ser “habitable”

Situado a solo 13 años luz de la Tierra, orbita en compañía de otro mundo una vieja estrella a la distancia adecuada como para albergar agua en su superficie.

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto dos planetas nunca observados hasta el momento que orbitan alrededor de la estrella de Kapteyn, una de las más viejas cercanas a nuestro propio Sol, a (solo) 13 años luz de la Tierra. Uno de esos mundos se encuentra a la distancia adecuada de su astro como para albergar agua líquida en su superficie, lo que aumenta la deseada posibilidad de que pueda ser habitable.

La estrella de Kapteyn recibe el nombre del astrónomo alemán que la descubrió a fines del siglo XIX, Jacobus Kapteyn. Es la segunda estrella más rápida del firmamento y pertenece al halo galáctico, un grupo de estrellas que orbita nuestra galaxia en órbitas muy elípticas. Con un tercio de la masa del Sol, esta enana roja puede ser vista con un telescopio de aficionado en la constelación austral de Pictor.

El equipo, dirigido por astrónomos de la Universidad Queen Mary de Londres, utilizó los datos del espectrómetro HARPS del Observatorio Europeo Austral (ESO) en el observatorio de La Silla (Chile) para medir pequeños cambios en el movimiento de la estrella. De esa forma, los científicos pueden deducir algunas propiedades de los planetas, incluidos sus masas y períodos orbitales.

«Nos sorprendió encontrar planetas orbitando la estrella de Kapteyn», reconoce el investigador Guillem Anglada-Escudé, responsable del estudio. El planeta bautizado como Kapteyn b podría albergar agua. Tiene al menos cinco veces la masa de la Tierra y orbita su estrella cada 48 días, lo que significa que es suficientemente cálido para que el agua líquida se encuentre en su superficie. El segundo, Kapteyn c, es una supertierra más masiva. Su año dura 121 días y los astrónomos piensan que es demasiado frío para que alguna criatura pueda darse un chapuzón en su superficie.

De momento, solo se conocen algunas propiedades de estos mundos, como sus masas aproximadas, períodos orbitales y distancias de su estrella. Pero en el futuro, los astrónomos tendrán nuevos instrumentos que les permitirán medir sus atmósferas y verificar la presencia o falta de agua.

Como granos de arena

«Encontrar un sistema planetario estable con un planeta potencialmente habitable orbitando una de las estrellas más cercanas del cielo es increíble. Es una evidencia más de que casi todas las estrellas tienen planetas, y esos planetas potencialmente habitables en nuestra galaxia son tan comunes como granos de arena en una playa», apunta Pamela Arriaga, de la Carnegie Institution, que también ha participado en el estudio.

Uno de los aspectos más interesantes del hallazgo de la estrella de Kapteyn es su historia. Se cree que la estrella nació en una galaxia enana que fue absorbida por la Vía Láctea. Esto la puso en un nuevo camino, convirtiéndola en parte del halo de nuestra galaxia. El remanente de esa galaxia original es Omega Centauri, un enigmático grupo de estrellas a 16.000 años luz de la Tierra que contiene cientos de miles de viejos soles. Esto sitúa la edad de la estrella de Kapteyn y sus planetas en 11.500 millones de años, 2,5 veces más antiguos que la Tierra y solo 2.000 millones de años más jóvenes que el mismo Universo. «Esto te hace preguntarte qué tipo de vida podría haber evolucionado en esos planetas durante tanto tiempo», reflexiona Anglada-Escudé.

FUENTE: ABC.ES

La NASA prueba su “platillo volador” para viajar a Marte en el futuro Junio 3, 2014

Un sofisticado vehículo volará sobre el Océano Pacífico para saber si será capaz de aterrizar en la superficie del Planeta rojo cargado con tripulantes y mercancías.

La NASA ya tiene todo preparado para poner a prueba su “platillo volante”, un vehículo para aterrizar en Marte cuya forma de disco le ha valido el curioso apodo. Esta previsto que el aparato, denominado en realidad desacelerador supersónico de baja densidad (LDSD) surque los cielos sobre un área de misiles de la Marina de EE.UU. en Kauai, Hawái. La prueba será retransmitida en directo a través de la web de la agencia espacial.

La agencia espacial planea futuras misiones a Marte (y quizás a otros planetas) más complejas y ambiciosas, con estancias de larga duración, que involucran el traslado de seres humanos y cargas pesadas, para lo que hace falta una nave más grande y pesada.

El objetivo del proyecto LDSD es ver si el vanguardista vehículo de prueba impulsado por un cohete funciona tal y como se espera. La prueba simulará la entrada, descenso y aterrizaje de una nave espacial a través de la atmósfera marciana. «Después de años de imaginación, ingeniería y trabajo duro, pronto comprobaremos cómo trabaja nuestro ‘keiki’ o ‘ka honua’, nuestro ‘chico de la Tierra’», dice Mark Adler, responsable del proyecto en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. «Si nuestro ‘platillo volante’ alcanza sus objetivos de velocidad y altitud, será un gran día».

Durante el experimento, un gran disco parecido a un plato que lleva un desacelerador inflable con forma de tubo y un sistema de paracaídas será colocado a una altitud de 120.000 pies (37 km) por un globo de helio. Después de ser liberados del globo, los cohetes elevarán el plato al borde de la estratosfera, alcanzando velocidades supersónicas (casi 4 veces la del sonido). Entonces, el desacelerador se inflará, frenando el vehículo, y un paracaídas se desplegará para depositarlo en la superficie del océano 45 minutos después.

El vehículo de prueba lleva varias cámaras a bordo que mostrarán todo el ejercicio. El ingenio sucede al sistema de correas que utilizó el rover Curiosity para posarse sobre Marte en agosto de 2012.

FUENTE: ABC.ES

Dos asteroides se acercan este martes hacia la Tierra

Son el 2014 HQ124 y el 2014 KH39. El camino que transita uno de los dos se podrá seguir por Internet. Descartan cualquier tipo de impacto.

Un asteroide, denominado 2014 KH39, pasará este martes, 3 de junio, a las 16:00 horas de Chile, a una distancia de 438.480 kilómetros de la Tierra, solo un 10% más de la distancia que nos separa de la Luna. La roca espacial discurrirá a una velocidad de 11 kilómetros por segundo a través de la constelación de Cefeo, cerca de la Osa Menor.

Los observadores en el centro de Europa y África tendrán cielos oscuros para el evento, sin embargo, una magnitud 17 hace al asteroide demasiado débil para que sea detectable por los telescopios de aficionados. El Proyecto Telescopio Virtual ofrecerá imágenes en tiempo real y comentarios en vivo durante el sobrevuelo. No hay peligro de impacto.

2014 KH39 fue descubierto el 24 de mayo por el telescopio automatizado Sky Survey del Monte Lemon. Nuevas observaciones han determinado que su tamaño es de unos 22 metros. Eso es un poco más grande que el asteroide de Chelyabinsk, que explotó en miles de pequeños meteoritos rocosos sobre Rusia en febrero de 2013.

Justo detrás de 2014 KH39, se acerca a la Tierra el asteroide 2014 HQ124, que pasará más lejos, a 3,3 veces la distancia a la Luna el 8 de junio. Con un diámetro estimado de 650 metros se espera que llegue a ser brillante, con una magnitud 13,7. Los observadores del hemisferio sur podrían seguirlo con telescopios de 8 pulgadas y más grandes mientras se mueve por las constelaciones de Horologium y Eridanus la mañana antes del máximo acercamiento.

Hasta la fecha, el programa de seguimiento de objetos cercanos a la Tierra han descubierto un total de 11.107 rocas espaciales, de las que 860 tienen un diámetro de 1 kilómetro o son más grande. De ellos, 1.481 se han clasificado como potencialmente peligrosos.

FUENTE: ABC.ES