Año astronómico cierra con misteriosa lluvia de estrellas en Chile

El paso de las “Gemínidas”, generadas por los restos de un asteroide y no de un cometa como es habitual, alcanzarán su peak entre el 12 y 14 de diciembre con más de 120 meteoros por hora.

El año astronómico en Chile se cierra con una sorprendente lluvia de estrellas que podrá ser visible desde los cielos nacionales entre el 7 y 17 de diciembre, teniendo un peak los días 12, 13 y madrugada del 14.

Se trata del paso de las misteriosas “Gemínidas”, que a diferencia de las otras lluvias de estrellas son producidas por un asteroide (3200 Faetón) y no por un cometa.

Este hecho abre la pregunta ¿Cómo un asteroide es capaz de dejar restos en el espacio?

“En 1983 el satélite IRAS descubrió que la lluvia procedía de este asteroide, por lo tanto Faetón era un antiguo cometa extinto. Los cometas que orbitan al Sol sufren un desgaste
progresivo y el hielo que los rodea se va desgastando hasta que llegar a un momento en que no queda nada, sólo roca. Faetón ya ha dejado todo el material que lo rodeaba en el espacio y es precisamente ese material el que produce a las Gemínidas. Ese material en algún momento dejará de existir y con eso la lluvia de las Gemínidas.”, comentó Daniel Cornejo, astrónomo de Pailalén.

Las gemínidas poseen alrededor de 120 meteoros por hora, lo que hace que esta lluvia de estrellas sea una de las más activas e importantes del año. El lugar del cielo donde se concentra esta lluvia de estrellas se ubica en la constelación de Géminis.

El Observatorio Pailalén ha diseñado un panorama especial para esperar el fenómeno equipando sus terrazas con reposeras para que los visitantes y los organizadores en compañía de selectos vinos y delicias gastronómicas aguarden las sorpresas que depara el universo para esa noche.